Una serie de estrategias de Branding para tu marca

10 estrategias de Branding para potenciar la marca de tu empresa

¿Por qué es necesaria una buena estrategia de Branding para potenciar la marca de tu empresa?

Veámoslo con un ejemplo:

Imagina que acabas de mudarte a un nuevo barrio. Ya has hecho la mudanza y colocado cada cosa en tu sitio. Incluso has fichado un Mercadona que tienes al lado para hacer la compra. Pero este año te habías propuesto hacer ejercicio y quieres seguir manteniendo en pie dicho propósito.

Para ello necesitas apuntarte a un nuevo gimnasio porque, claro está, no vas a ir al de tu antiguo barrio (que te queda bien lejos). Quieres ir a uno que esté cerca de tu nueva casa. Y te pones a buscar por Internet.

Encuentras 3 que llaman tu atención: uno que en su día te mencionó un viejo amigo; otro con un descuento del 30% durante los tres primeros meses; y un tercero al que nunca has ido, pero que conoces de sobra por haberlo visto en redes sociales, en artículos relacionados con ejercicio, etc.

Descartas el primero. Al fin y al cabo tu amigo te lo mencionó de pasada hace tiempo y jamás has vuelto a oír hablar de él. Así que ya tan sólo te quedan 2 opciones: el sugerente descuento o el gimnasio que has visto multitud de veces navegando por Internet. Finalmente, te quedas con este último.

¿Por qué?

Porque es un valor seguro. Los artículos sobre ejercicio que en su día leíste te fueron de ayuda. Las fotos que has visto en redes sociales de sus instalaciones te han llamado la atención. Sí, el otro gimnasio cuenta con un buen descuento, pero el que has elegido te transmite confianza.

Y eso precisamente es lo que quieres conseguir con una estrategia de Branding: lograr ser la primera opción para tu potencial cliente.

 

La marca de una empresa requiere de una estrategia de posicionamiento

 

¿Qué es una estrategia de Branding? Es más: ¿Qué es el Branding?

Branding y estrategia de marca

El Branding es mucho más que el nombre de tu empresa, el logotipo y un bonito eslogan.

El Branding es el proceso de definición y construcción de tu marca; el desarrollo estratégico para posicionarla.

“¿Para posicionarla dónde?” En la mente de tus clientes. Para que estos te tengan en cuenta cada vez que vayan a comprar un producto o servicio del sector al cual pertenece tu negocio.

Y no sólo eso: posicionarla tal y como quieres que la vea dicho cliente. ¿Quieres ser percibido como una marca eficiente? ¿Una marca original, rompedora? ¿O más bien como una marca auténtica, artesanal? Para eso sirve el Branding de una empresa.

¿Quieres ejemplos de Branding? Ahí tienes a Coca Cola, que sin ser el refresco más delicioso es el número 1 en su categoría. ¿Dónde vas a comprar ropa de deporte? A Decathlon, claro. ¿Y muebles? Seguro que se te ha venido a la mente Ikea. Todas ellas marcas posicionadas en sus respectivos mercados.

En Especialistas Web también tenemos ejemplos de ello entre nuestros casos de éxito.

Pues eso es lo que se quiere lograr con el Branding para marcas: estar en la mente del consumidor cuando este haya de tomar una decisión de compra y que este perciba tu marca de la forma que tú quieras.

 

¿Y el Branding estratégico?

La estrategia de Branding es la planificación y ejecución del proceso de creación de una marca (tu marca), así como de la medición de resultados.

Y es que no vale con simplemente querer que tu marca sea percibida de una determinada manera. Has de pensar, diseñar e implementar las acciones que lograrán que tus clientes así lo perciban. Para ello es necesario llevar a cabo una campaña de Branding que, de forma resumida, podríamos listar en los siguientes pasos:

  • Define tus objetivos de Branding. ¿Buscas notoriedad? ¿Vincular unos valores determinados a tu marca? ¿Potenciar tu facturación? Sean cuales sean, estos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y delimitados en el tiempo.
  • Analiza tu competencia y a tu cliente. Conoce a las marcas competidoras (qué están haciendo, cómo están posicionada) y podrás superarlas. Conoce a tu cliente (qué valora, qué prioriza en el proceso de decisión de compra) y podrás conquistarle.
  • Determina tus ventajas competitivas. ¿Qué es lo que hace únicos a tu empresa y sus productos? ¿El precio? ¿La calidad? ¿El factor nostalgia? ¿El estatus? Encuentra qué diferencia a tu marca; y asegúrate de que esa diferenciación le importa a tu cliente.
  • Desarrolla tus estrategias. Ya sabes qué quieres, qué valora tu cliente y cómo tu producto puede proporcionárselo. Ahora toca saber cuáles son los tipos de estrategias de Branding que te permitirán conseguirlo. Es decir, la razón de ser del presente artículo:

 

Cómo realizar una estrategia de marca eficiente

 

¿Cómo crear una marca de éxito? 10 estrategias de marca

Naming (o cómo llamar a tu marca)

Si acabas de empezar tu empresa y te preguntas cómo llamarla, recuerda esta sigla: COFPE. Corto, Original, Fácil de Pronunciar y de Escribir. Lógicamente hay marcas de éxito que se saltan esta norma. Un ejemplo de marca que se suele sacar a colación en este sentido es Volkswagen. La excepción que marca la regla.

Pero es eso: la excepción.

Por otra parte tendríamos el eslogan (¿recuerdas lo de “¿Te gusta conducir?” – BMW). De nuevo, que sea corto y fácilmente comprensible, además de transmitir una ventaja competitiva de la marca. Sea esta tangencial (“El algodón no engaña” – Tenn) o emocional (“Destapa la felicidad” – Coca Cola).

 

Imagen de marca

Con imagen de marca nos referimos, sobre todo, al logotipo de la misma. Pero también al resto de la línea visual que vas a emplear en los distintos formatos publicitarios (incluida tu web) o incluso al tono de la marca.

Es decir, ¿va a ser una marca de lo más cercana que usará incluso coloquialismos para comunicarse con sus clientes? ¿O una más formal que empleará un lenguaje más serio y objetivo?

Pero volvamos a lo primero: al logotipo. Una imagen que represente (de forma sencilla (que no simple), atractiva y original) la actividad de tu empresa y la personalidad que quieres transmitir con ella. Si dicha imagen va acompañada de texto, que este sea legible y comprensible.

 

Diseño y desarrollo web

A día de hoy, toda estrategia de Branding ha de contener a su vez una estrategia de Branding digital. Hablamos de redes sociales, de publicidad online, de SEO y, por supuesto, también de la web de tu negocio.

La web de tu empresa ha de continuar la línea visual y el tono de marca que comentábamos en el punto anterior. Es muy importante que, en todas tus acciones de comunicación, transmitas una imagen uniforme de qué es tu marca y cómo habla con sus clientes.

Y sí, la web de tu negocio se incluye dentro de “todas tus acciones de comunicación”. Al fin y al cabo, es tu escaparate digital.

Por ejemplo, si quieres que tu compañía transmita confianza, profesionalidad y fiabilidad tu web no puede estar desactualizada, tener un diseño de hace 10 años y dar errores a cada paso que da el usuario en ella.

Para ello es conveniente que realices labores de mantenimiento web de forma periódica.

 

Posicionamiento SEO

Branding y posicionamiento son dos conceptos que desde hace años van de la mano. Tiene su lógica: ¿cómo van a valorar los usuarios tu marca si no la encuentran en Internet? Repasemos conceptos:

“El SEO es el conjunto de reglas y estrategias eficaces que llevarán a tu web a los primeros resultados de búsqueda de Google”

Es decir, la forma de estar en esos primeros 5 resultados de Google representan el 67,60% de todos los clics (si quieres saber más acerca de posicionamiento web consulta nuestra sección de SEO para negocios).

El Branding como estrategia de posicionamiento, y viceversa, se ha convertido por lo tanto de un pilar vital en toda estrategia de marca (aunque carezca del componente visual que tanto se le suele asociar al Branding).

No vamos a explayarnos mucho más en este punto. Si quieres saber más de SEO nos remitimos al enlace que te hemos dejado en este mismo apartado.

 

Marketing de contenidos

¿Sabes cómo lograr que tus potenciales clientes valoren, y mucho, tu marca? Proporcionándoles contenidos que les sean de ayuda; que resuelvan sus dudas y sus problemas.

En este apartado podemos incluir guías, tutoriales, ebooks, artículos de interés, vídeos explicativos, infografías…

Tan importante es que, hoy día, raro es el plan de Branding que no contiene una estrategia de Marketing de Contenidos. No sin razón: “El 61% de los consumidores están influenciados por el contenido personalizado” (Dragon Search Marketing).

Si lo piensas tiene toda la lógica del mundo: si ayudas a tu cliente a resolver sus problemas y solucionar sus dudas, ¿cómo este no va a valorarte?

 

Estrategias de Branding en redes sociales

Frente a los medios de comunicación tradicionales (con costes más elevados, más exclusivos y, la verdad sea dicha, con cada vez menos audiencia), las redes sociales se alzan como excelentes alternativas para difundir tu marca, sus productos y servicios, y viralizar ese contenido de utilidad que mencionábamos en el paso anterior.

Y no estamos hablando de cifras menores: en España ya el 80% de la población utiliza alguna de estas plataformas online (Digital 2021 España).

Tampoco creas que estas redes sociales las emplean solo adolescentes: el 46% del público de Facebook se encuentra en la franja de 35-64 años, por poner un solo ejemplo (Global Index Web).

Cierto es que una gestión adecuada de los perfiles de tu marca en estas redes sociales requiere de tiempo, esfuerzo y, sobre todo, conocimientos. Pero no son pocos los pequeños negocios que han encontrado a través de las redes sociales la mejor forma para dar a conocer su marca, sus ventajas competitivas, y su posicionamiento.

 

Storytelling

O dicho de otra forma: relatos capaces de conectar a tu cliente con tu marca.

¿Recuerdas la historia con la que comenzábamos este mismo artículo? Ese es un ejemplo de Storytelling.

Y no te creas que se limita sólo a textos: vídeos, infografías, imágenes pueden contar también historias que involucren a tus potenciales clientes con tu marca. Una forma ideal de conectar con dichos usuarios, de forma nada intrusiva y sí muy efectiva.

Una forma que puedes emplear en otras de las estrategias que comentábamos antes: redes sociales, marketing de contenidos, etc.

Es un tema que da para largo y tendido (porque no se trata sólo de contar historias y ya está: hay que saber con qué historias conectar, cuál es el mejor formato para contarlas, qué palabras utilizar para generar esa conexión…), así que en un futuro le dedicaremos un artículo en exclusiva a esta técnica de Marketing.

 

Influencers

Y hablando de redes sociales y Storytelling: casi todo Plan de Branding actual hace uso, en este sentido, de las figuras de los Influencers para publicitar una determinada marca.

¿El motivo de estos? Pues, entre otras cosas, que el 40% de los usuarios afirman haber realizado una compra como resultado directo del tuit de un Influencer (Annalect).

Eso sí, de cara a esta estrategia de Branding digital, a la hora de elegir entre un Influencer u otro, te recomendamos NO tener en cuenta el número de seguidores. Al fin y al cabo, podrían haber pagado por ellos. Son otros factores los que debes valorar:

El Engagement Social que genera esa cuenta (que no el alcance), el tráfico web verificado, e identificar a Influencers de nicho (es decir, aquellos que son más relevantes para tu sector. Y créenos; a día de hoy existen Influencers de todo tipo, no sólo los que juegan a videojuegos).

 

Paid Media

De forma resumida (que no completa): Google Ads y Social Media Ads.

Dos formatos publicitarios que han demostrado una gran eficacia en estos últimos años. En el caso de Google Ads: 2€ en ingresos por cada 1€ invertido (Impacto económico de Google). En el caso de los Social Media Ads, a título de ejemplo: el CPC (Coste Por Clic) medio de 150.000 campañas analizadas en Facebook es de 0,05$ (Metricool).

Al igual que ocurría con el SEO, si tu marca no es conocida por tus potenciales clientes difícilmente podrán valorarla. El Paid Media te ayudará con ello, y a un coste (y con mayor eficacia) que los medios tradicionales.

 

Involucra a tus empleados

¿Sabes eso de que la mejor forma de hacer Branding y publicidad es aquella que se realiza de boca en boca?

Pues es totalmente cierto.

Lo que ocurre es que, demasiadas veces, se piensa únicamente a este respecto en los clientes; cuando también tus propios empleados, los trabajadores, pueden convertirse en los principales prescriptores de la marca.

Que la sientan como suya, que la valoren de verdad. Y que, por lo tanto, la recomienden en sus círculos más cercanos y en su día a día.

Para conseguir este objetivo habrás de trabajar la comunicación interna, el sistema de incentivos, mejorar constantemente tus productos y servicios, y saber transmitir las ventajas competitivas de estos también a tus trabajadores.

 

En resumen:

Estas estrategias de Branding ayudarán a potenciar la marca de tu empresa, pero ten en cuenta que no dejan de ser acciones genéricas.

¿Qué queremos decir con esto? Que cada negocio, cada marca, es un mundo. Lo que tu empresa necesite dependerá en gran medida de quién es su público, cuáles son sus ventajas competitivas y qué objetivos de Branding persigue.

Es decir, justo de lo que hablábamos en el apartado de Branding Estratégico.

Es muy importante que te fijes en todos y cada uno de estos aspectos para desarrollar una estrategia de marca eficiente. Y recuerda: sin investigación ni medición conseguir esa eficiencia será imposible.

Si desde Especialistas Web podemos echarte una mano para construir una marca de éxito ya sabes que puedes contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso. Encantados estaremos de auditar tu marca y darte una buena serie de consejos.

Te daremos una solución sin compromiso

Made with from Madrid